lunes, 8 de febrero de 2010

FUNCIONES DEL ÁNGEL CUSTODIO

Antes de aprender a escuchar a nuestro Ángel custodio, es importante saber cuales son las funciones que Dios le ha asignado y que él realiza amorosamente:
El ángel instaura con nuestra alma una comunicación silenciosa, inspirándonos buenos pensamientos y sentimientos que nos evitan caer en conductas involutivas.
Nos ilumina el camino y nos protege de los peligros del cuerpo o del alma, nos "sugiere" tomar una dirección en lugar de otra, impidiéndonos incurrir en riesgos graves que podrían poner en peligro nuestra integridad, tanto física como moral.
Nos trae a la memoria cosas que tenemos el deber de hacer o, al contrario, procura que nos olvidemos de otras que no debemos hacer.
Nos defiende de las fuerzas del mal y nos ayuda a abandonar cualquier vicio, adicción o actitud obsesiva.
Ayuda a potenciar nuestros talentos y nos conduce hacia lugares o personas con quien podamos desarrollarlos.
Nos ayuda a recibir y entender los mensajes Divinos, lleva nuestras oraciones a Dios, reza e intercede por nosotros.
Nos corrige amorosamente y sin juicios cuando nos equivocamos dándonos fuerza, comprensión y consuelo en todo momento.
Es nuestro asesor en los momentos de exámenes, pruebas o asuntos importantes. Podemos pedirle que nos allane el camino.
Responde amorosamente nuestros cuestionamientos y dudas. Debemos tener la certeza de que serán contestados.
Nos asisten a la hora del nacimiento y de la muerte, acompañando nuestra alma al cielo.
Trabaja con otros Ángeles especialistas en temas específicos para ayudarnos en nuestro proceso evolutivo. Conectándonos con las demás personas, preparando el ambiente para encuentros productivos.
En caso de enfermedad, propicia la curación, bendice las medicinas, contacta a los Ángeles de la Salud, si así se lo pedimos, para que instruyan a los médicos.
La madre establece una relación especial con el Ángel Custodio del hijo, durante el embarazo, que se transforma en una comunión constante durante su vida.
Continuamente nos cobija entre sus alas, y mientras dormimos nos acompaña y nos protege cuando salimos a otras dimensiones durante el sueño.
Cuando solicitamos algo a nuestro Ángel debemos tener en cuenta que él no puede hacer manifiesto algo en nuestra vida que no nos merezcamos, que no este dentro de la Ley del Amor de Dios o sea para el mayor bien nuestro o de la humanidad. Por eso deberá solicitarse, con amoroso respeto, a través de la Voluntad Divina y si corresponde a nuestro proceso evolutivo.



Dios es como la luz, aunque tus ojos estén cerrados, EL está alli.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Seguidores

Cuadritos vintage

Cuadritos vintage
#Editado Avatar #hasta aca